Inicio

Cualquier actitud, acción u opinión puede ser considerada “patológica” por la sección psiquiátrica de la medicina oficial. Explorando en la red podemos encontrar múltiples casos de denuncia por internamiento psiquiátrico forzoso, por medicalización, tanto a niños y adolescentes como a adultos, con los nefastos SSRI que crean adicción, y en muchos casos se ha demostrado que crean los problemas de violencia y comportamiento psicótico que supuestamente deben “tratar”.

Esta página está destinada a denunciar todos estos casos en un intento de crear concienciación, tanto en la opinión pública general como en aquellos profesionales de la psiquiatría que confían honestamente en la información interesada de las empresas que fabrican esos fármacos, y en las directrices (también interesadas) publicadas en el DSM (manual de protocolos para el diagnóstico).

La enfermedad mental es una etiqueta peyorativa usada para justificar el control social sobre ciertos individuos seleccionados, a través de la intervención psiquiátrica involuntaria. Los afectados son aquellas personas problematizadas o problemáticas que no han violado las leyes y, por tanto, no pueden ser procesadas como criminales ni encarceladas, pero cuyas ideas y accionar, valores y estilos de vida amenazan las relaciones de poder institucionalizadas dentro de la familia, la comunidad o la sociedad en general. (Leonard Roy Frank)


Yo acuso

…al Estado, supuesto custodio de la democracia, de incumplir sus obligaciones más fundamentales de defensa de los Derechos del Hombre.

poderes

…a nuestros políticos de ser solo una oligarquía politiquera que ha convertido al hombre en un esclavo.

…a esa oligarquía de limitarnos en un pensamiento único, programando nuestra educación, cultura, economía, e historia.

…a los medios de comunicación, putas pagadas de esa oligarquía.

…a los educadores, de haberse plegado a un programa que castra la creatividad y la originalidad.

poder-dinero…a los médicos, de haber cambiado su humanidad por un título, olvidando la premisa de «ante todo no perjudicar».

…a los jueces y magistrados, de decantar la balanza hacia otros intereses diferentes a la verdad y a la justicia.

…al hombre, de mantenerse en la comodidad de la ignorancia, y que con su negación de los hechos contribuye a perpetuarlos.

«Si ellos nos parecen grandes es porque nosotros vivimos de rodillas»


VÍDEOS

Anuncios